Emprendedores Gráficos | Cosas que aprender en la escuela de diseño
En este artículo te ofrecemos una lista de 10 cosas sobre el negocio del diseño que debes aprender en la escuela de diseño
escuela de diseño grafico, curso de diseño grafico, grado superior de diseño grafico, diseño grafico
16343
post-template-default,single,single-post,postid-16343,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,qode-title-hidden,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

10 cosas que debes aprender en la escuela de diseño

10-cosas-que-aprender-en-la-escuela-de-diseno2

Tanto si este es tu primer año en un grado de diseño, como si ya estás terminando tus estudios superiores, un nuevo curso escolar empieza y es hora de volver a clase. Como sé que tu mente sigue tumbada en una paradisiaca playa desierta, en este artículo voy a ayudarte a que centres tu cabeza y te enfoques en lo que de verdad importa para que aproveches al máximo tu paso por la escuela de diseño.

 

Como sabrás, en Emprendedores Gráficos no hablamos de diseñar, hablamos sobre la profesión del diseño y si ya has ojeado el contenido de tu nuevo curso formativo, te habrás dado cuenta que asignaturas como “Técnicas de marketing para creativos”, “Aprender a poner precio a tu talento”, “Habilidades empresariales para ser un freelance de éxito”  o “Estrategias para vender un servicio o un proyecto de diseño” por norma general, no aparecen por ninguna parte.

 

¡Pero calma! no todo está perdido. Aunque no lo parezca, este conocimiento está oculto en tu escuela, ¿en dónde? te preguntarás, pero la pregunta correcta es ¿en quién?

 

Aunque a tu lado más rebelde le cueste creerlo, todos tus profesores son una gran fuente de información. Te gusten o no, cada uno de tus formadores puede enseñarte cosas realmente valiosas de cara a tu futuro laboral, pero acceder a esta información no es fácil si no sabes sobre qué temas indagar, ni qué preguntas hacer.

 

Así que toma nota porque te traigo una lista con 10 cosas sobre las que deberías hablar con tus profesores este año.

 

1. El talento no sirve de nada si no sabes vender

En mi época como estudiante de diseño  y en todos estos años trabajando como diseñador gráfico, he conocido a mucha gente con grandes talentos y a la vez, con grandes dificultades para conseguir trabajo… ¿Cómo es posible?

 

La respuesta es muy sencilla: NO SABEN VENDER SU TRABAJO. Y por esta razón, cuando se trata de ganar dinero con tu pasión,  (sobre todo cuando no tienes un nombre o una marca consolidada), si no sabes venderte,  tu talento no servirá de nada. Puedes ser un buen ilustrador o un genio de la creatividad, que si no sabes vender lo que haces, siento decirte que vas a tener serias dificultades para pagar tus facturas.

 

Dicho esto, habla con tus profesores para que te enseñen a vender tu trabajo y a conseguir clientes.

 

Recuerda que:
Lo único que cae del cielo es la lluvia, si quieres clientes tienes que salir a buscarlos. - Click Para Twittear

 

2. Necesitas habilidades empresariales

Por mucho que te guste la idea de ser contratado y tener un empleo estable, debes entender que en el mundo del diseño (y en la mayoría de las profesiones) esto cada vez es más extraño y complicado.

 

 En la mayoría de profesiones, la tendencia hacia la que nos dirigimos es hacia el mundo freelancer. Y en esto los profesionales del diseño, llevamos una gran ventaja, pues desde el principio hemos sido conocidos como trabajadores independientes. ¿Crees que tu caso va a ser diferente? puede que si, pero te aseguro que tarde o temprano trabajarás por cuenta propia.

 

Dicho esto, pide consejo a tus profesores sobre productividad, establecimiento de objetivos, gestión del tiempo y todo lo que se te ocurra sobre habilidades profesionales. Si tus profesores se llevan las manos a la cabeza o te empiezan a observar como si fueras de otro planeta, será mejor que huyas porque estás en la escuela equivocada.

 

3. Tus diseños no se venden solos

Cliente: Hola!  Queremos que diseñes el logo de nuestra empresa.
: Perfecto. ¿Qué ideas tienen?
Tras unas semanas de trabajo, ya tienes el logo terminado…
Tú: Aquí está el logo que he diseñado.
Cliente: Vaya muchas gracias, aquí está tu dinero.
*Aclaración: Historia basada en cine de ciencia ficción.

 

La realidad es que esto no pasa muchas veces y lo que ocurre es que al entregar un trabajo vas a tener que explicar a tu cliente cómo y por qué tu diseño va a cumplir una serie de objetivos y expectativas. Llegados a este punto, la cosa está muy clara, si quieres vender tu trabajo, tienes que aprender técnicas de presentación y comunicación.

 

Así que en este nuevo curso no te duermas en clase y aprovecha las presentaciones, tanto las tuyas como las de los demás. Fíjate cómo lo hacen los profesores y los compañeros que mejor se comunican.

 

4. No empieces a trabajar sin antes preguntar

Si quieres saber las respuestas correctas, primero tendrás que hacer las preguntas correctas, y cuando se trata de clientes y diseños, esto es algo que no se te puede olvidar.

 

Aunque en la escuela te hayan hablado de la importancia del brief, muchas pequeñas y medianas empresas no lo usan. Es más, en muchas ocasiones las empresas ni si quiera saben lo que quieren, así que tendrás que ser tú quién busque la información necesaria para desarrollar cada proyecto. ¿Y cómo hacemos esto?  haciendo las preguntas que hagan falta hasta tener claro lo que nos están pidiendo.
Reúnete con tu profesor favorito y háblale sobre QUÉ tienes que preguntar, CÓMO lo tienes que preguntar y CUÁNDO debes preguntarlo.

 

5. Aprende a decir ¡NO!

A lo largo de tu trayectoria profesional te pedirán trabajar gratis o por poco dinero, te ofrecerán trabajos que van en contra de tus valores o de tus intereses y querrás decir que no.

 

Así que para poder rechazar estos trabajos y no quedar como un auténtico prepotente y crearte una mala reputación, necesitas aprender a decir que no. Habla con tus profesores sobre esto.

 

6. ¿Alguna vez has hecho una factura?

Estoy seguro que muchos de tus profesores han sido o siguen siendo diseñadores, así que deja tu timidez a un lado, háblales sobre dinero y pide consejo sobre cómo hacer facturas a tus futuros clientes.

 

7. Roba como un creativo

Como te explico en este post, no necesitas empezar de cero cada vez que te enfrentas a un nuevo proyecto. No importa lo difícil o extraño que sea lo que tengas que hacer, la profesión del diseño gráfico es muy antigua y te aseguro que muchos diseñadores ya han realizado ese tipo de trabajos antes.
Busca referencias, analízalas y empieza a crear, pero no tropieces con piedras que han tropezado otros. Recuerda que el tiempo perdido no se puede recuperar.

 

Y para esto, no hay mejor lugar para empezar a coleccionar buenos referentes que en una escuela de diseño. Habla con tus profes para que te recomienden buenos profesionales del diseño.

 

8. Aprende a escribir correos electrónicos

Aunque lo recomendable es hablar directamente con tu cliente, en la mayoría de los casos esa comunicación se basará en el intercambio de correos electrónicos y si quieres ahorrarte muchos correos será mejor que mejores tu habilidad para escribirlos y comprenderlos. Pregunta a tus profesores cómo debes comunicarte a través de Internet con tus clientes.

 

9. Diseña lo que el cliente pide

Cuando los diseñadores consiguen sus primeros trabajos, ponen todo su empeño en demostrar todo lo que saben hacer y el gran talento que tiene. Esto está muy bien, pero ¿sabes lo que suele ocurrir?

 

Que se olvidan de analizar en profundidad lo que el cliente quiere y en consecuencia, sus trabajos son rechazados o empieza el interminable camino de las modificaciones.

 

Como te dije antes, no se trata de tu talento ni de lo que sabes hacer, se trata de solucionar los problemas de tus clientes, así que antes de pasarte varias noches trabajando en algo que nadie te ha pedido, céntrate en saber lo que de verdad, quiere el cliente.

 

En la escuela, cuando tengas que entregar un trabajo, pregunta a tu profesor qué es lo que quiere exactamente y qué tipo de proyecto se llevaría un 10 y cuál un 5. Luego entrénate para gestionar tu tiempo correctamente. Si de verdad quieres desarrollar proyectos donde dejar volar toda tu creatividad, mi consejo es que trabajes como un auténtico artista en proyectos personales.

 

10. Acepta las críticas

No importa lo mucho que te guste ese diseño que tanto te ha costado hacer y que con tanta pasión has realizado. Si el cliente no está de acuerdo con tu trabajo, te lo va a decir sin pensar en tu pequeño corazoncito de diseñador malherido. Aceptar las críticas es una de las habilidades más importantes que debes desarrollar.

 

Está claro que un halago siempre es bienvenido, pero un halago no te mueve ni te hace mejorar, en cambio las críticas tienen el gran poder de hacerte crecer. Aprovecha tus años en la escuela de diseño para aprender a encajar las críticas y mejorar continuamente. Cuando recibas una mala nota o una nota que crees que no te mereces, aprovecha la ocasión para pedir una explicación a tu profesor y utilizarlo a tu favor.

 

Hemos llegado al final de esta lista, basada en un artículo de Mike Monteiro y en mi propia experiencia como estudiante y diseñador.

 

Si te ha gustado, no olvides compartir.

 

See you soon my friend!

 

Samuel Cairós
samuel@emprendedoresgraficos.com

Creador de Emprendedores Gráficos, diseñador, autor y formador. Amante de la creatividad, las nuevas ideas, el emprendimiento, la innovación y los proyectos hechos desde la pasión y el corazón.