Emprendedores Gráficos | Estrategias para crear un portafolio y atraer más clientes
En este post te enseñamos 15 estrategias para construir un portafolio que de verdad funcione y con el que atraer a más clientes a tu sitio web. Hablamos de marketing y autopromoción para diseñadores, ilustradores y creativos.
como crear un portafolio, crear portafolio de diseño, portafolios de diseño, portafolio ilustracion, ejemplo de portafolios, páginas para portafolios
16628
post-template-default,single,single-post,postid-16628,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,qode-title-hidden,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Cómo crear un portafolio online que funcione

Como dice la famosa frase “si no estás en Internet, no existes”, y esto cuando se trata de diseñadores e ilustradores es todavía más importante. Estar en Internet no significa publicar tus proyectos en Facebook o en Instagram y ya está, significa mucho más que eso. Estoy hablándote de construir un portafolio online que de verdad funcione, un portafolio con el que poder posicionarte en la primera página de google cuando alguien busque algo relacionado con tu sector, un portafolio que venda de verdad tus servicios, y que te ahorre tiempo y trabajo a la hora de conseguir nuevos y mejores clientes.

 

En definitiva, sin un buen portafolio y una buena reputación online, pocos sabrán de tu existencia y poco importa la calidad de tus trabajos. Si no le dedicas el tiempo necesario a desarrollar tu presencia online, estarás perdiendo una oportunidad de oro para atraer a un gran número de  nuevos clientes a tu negocio. Hablando claro, si aún no tienes un portafolio, estás perdiendo clientes.

 

Dicho esto, ya es hora de que te enfoques en las cosas verdaderamente importantes, sólo así pondrás tu nombre en el mapa y podrás ser descubierto por miles de nuevos clientes alrededor de todo el mundo. Sin más, empezamos con los 15 puntos a tener en cuenta a la hora de construir tu portafolio.

 

1.¿Cuál es tu especialidad?

En primer lugar necesitas definir el tipo de proyectos que quieres desarrollar. Con esto no me refiero a los proyectos en los que más experiencia tienes, sino aquellos en los que de verdad quieres trabajar. Si sabes lo que te gusta hacer y lo que no te gusta hacer, ¿por qué no enfocarte en conseguir esos trabajos que sí te gusta desarrollar?

 

Dicho esto, reflexiona sobre cuál quieres que sea tu especialidad de cara al futuro, pues tu portafolio es la herramienta perfecta para mostrar todo eso por lo que te gustaría ser contratado. Es necesario que seas muy específico sobre lo que haces, pues al definirte como un diseñador gráfico generalista, tendrás mucha más competencia que si te defines por ejemplo, como un diseñador de logos para empresas del ámbito de la salud.

 

Tener clara tu especialidad te permite centrarte mucho más en el tipo de cliente con el que realmente quieres trabajar y debes saber que esto, lo cambia todo. Tu forma de comunicar, tu manera de presentar tus proyectos, etc. etc.

 

2.Muestra tu trabajo.

Ahora que ya tienes claro cuál es tu especialidad, es hora de enseñar lo que haces. Y repitiendo lo anterior, no se trata de mostrar todo lo que has hecho, sino exclusivamente aquello que refleja el tipo de trabajos que quieres hacer, sólo así podrás atraer a los clientes correctos.

 

Ojo! no estoy diciendo que debas empezar a rechazar todos los proyectos que no encajen con lo quieres hacer, todos necesitamos comer y es normal que aceptes trabajos que no te gusten tanto, pero eso no quiere decir que los debas incluir en tu web. Si aún no has podido desarrollar el tipo de trabajos que te gustaría incluir en tu portafolio, tienes la excusa perfecta para embarcarte en nuevos proyectos personales.

 

Por otro lado, es importante que dentro de tu portafolio destaques siempre los proyectos más importantes que has realizado, que o bien pueden ser grandes proyectos o un proyecto realizado para un cliente relevante.

 

Si además de tener grandes proyectos, tienes otras menciones en las que tu trabajo ha sido reconocido de alguna manera, también es interesante incluirlas en tu portafolio. Me refiero a exposiciones en las que hayas participado, premios conseguidos, aparición en revistas, etc.

 

3.Haz que tu información de contacto sea fácil de encontrar.

Asegúrate que en tu web hay una manera rápida de poder contactar contigo, (por poner un ejemplo, actualmente está muy de moda en las webs, incluir la pestañita de chat que te permite escribir un mensaje en cualquier momento). No olvides poner tu email y tu número de teléfono a la vista en todas las páginas de tu portafolio.

 

Por otra parte, debes tener en cuenta que no todos tus clientes van a tener los mismos conocimientos digitales, por ello procura que navegar por tu web, sea una experiencia sencilla y apta para todo tipo de personas.

 

4. Incluye tu personalidad.

Puede que otros tengan habilidades que aún tú no tienes, puede que otros tengan proyectos superiores a los tuyos, pero lo que otros no tienen es tu personalidad, tu esencia, tu voz, y por ello debes reflejarla en todo tu portafolio.

 

Incluir tu personalidad en todo lo que haces, desde la explicación de un proyecto hasta el mensaje de bienvenida a tu portafolio, te hace mucho más cercano y amigable.

 

Recuerda que detrás de una pantalla hay una persona, con sus gustos, preferencias y hobbys y tener un portafolio construido en base a tu personalidad, hará que conectes mucho más con la persona que está visitando tu web.

 

5.Tu foto.

Cuando se trata de Internet y de trabajar a distancia, hay mucha gente que todavía desconfía, y es normal que antes de pagar por un servicio, quieran saber quién es la persona que les va a entregar ese servicio.

 

Dicho esto, deja de darle vueltas al logo de tu marca y hazte una fotografía de calidad en la que parezcas una persona agradable.

 

6.Tu biografía.

Es muy importante que incluyas este apartado en tu web porque si hay alguien interesado en trabajar contigo, te aseguro que antes de escribirte un mensaje querrá saber más sobre ti. Dedica un tiempo a la creación de los textos de tu biografía pero por favor, no seas aburrido, a todos nos gustan las buenas historias así que lee un poco sobre cómo hacer storytelling y luego escribe.

 

En este otro artículo te explico cómo crear tu biografía con más detenimiento.

 

7.Habilidades y formación relevantes.

La palabra que debes tener en cuenta aquí es RELEVANTES. Todo lo que incluyas como formación y habilidades debe estar relacionado con tus objetivos actuales, si en su día estudiaste un curso de cocina y ahora te dedicas al diseño de identidad corporativa, no lo incluyas en tu portafolio. Sé que esto parece obvio pero hazme caso, tanto en curriculums como en portafolio puedes encontrar de todo.

 

Con los programas pasa lo mismo, debes ser honesto con tus clientes, si hace un año utilizaste el adobe premiere para un proyecto puntual y no lo has vuelto a utilizar, no lo añadas. Incluye solo aquellos programas que de verdad dominas y con los que de verdad te sientes cómodo.

 

8.Crea llamadas a la acción.

Tu portafolio debe tener un objetivo, este podría ser que los visitantes soliciten presupuesto, que paguen por un paquete de servicios, que te escriban un mensaje o que te envíen su número de teléfono. Una vez sepas cuál es el principal objetivo de tu portafolio, debes incluir una estrategia para que ese objetivo se cumpla. Y una estrategia que funciona muy bien es creando sencillos botones que provoquen que tus visitantes pasen a la acción.
En nuestro negocio funcionan muy bien los que incluyen palabras cómo: Pide tu presupuesto o cuéntame tu proyecto.

 

Si quieres ver muy buenos ejemplos de esto, te recomiendo entrar en la página LunesDesign

 

9. Añade testimonios de tus clientes.

Volvemos al tema de la confianza, Tus futuros clientes necesitan saber qué dicen otros de ti y de tu trabajo. Así que cuando termines un trabajo de diseño, pide testimonios a tus clientes y no te olvides de incluirlos en tu portafolio. Con dos o tres frases en las que se hable bien de tu trabajo y de tus habilidades será suficiente.

 

Añade tantos testimonios como te sea posible. Ya que esto ayuda mucho a demostrar todo el valor que aportas como profesional del diseño o de la ilustración.

 

10.Añade un contexto a tus trabajos.

No te limites a poner exclusivamente imágenes de tus proyectos, como te dije antes, la gente quiere escuchar historias, quiere saber qué hay detrás de cada trabajo. Así que pónselo fácil y explica  cómo desarrollas cada trabajo que publicas.

 

Para esto es aconsejable explicar cada proyecto en diferentes bloques como por ejemplo “quién era el cliente y qué necesitaba, qué soluciones ofreciste al cliente y cuáles fueron los resultados”.

 

Esto hace que la gente pueda conocer mejor tus proyectos y sobre todo, cómo trabajas.

 

11.Cuida la imagen de tu portafolio.

Creo que esto se entiende, pero por si acaso, te aclaro algunas cosas: No pongas capturas de pantalla, ni fotografías hechas con tu móvil, tampoco incluyas fotografías con baja resolución o con malos encuadres. Recuerda siempre que tu portafolio es tu escaparate, tu marca como profesional y todo lo que incluyas en él, refleja quién eres y cómo eres.

 

12.Qué plataforma escoger.

La plataforma a utilizar depende de ti, de tus objetivos y del dinero que te quieras gastar. Si lo que buscas son plataformas gratuitas puedes usar behance que es una red de adobe y la verdad que es una buena opción para empezar, dribbble también es muy interesante.

 

Sin embargo, yo te recomiendo que tengas un sitio completamente tuyo con el que poder diferenciarte del resto de la competencia y hacer las cosas totalmente a tu manera.

 

Para ello debido a su funcionalidad y sencillez, yo te recomiendo usar WordPress. Esta plataforma es la que yo utilizo y para portafolios ofrece muchísimas posibilidades. Además existen muchas plantillas gratuitas y de pago que  puedes modificar en su totalidad y conseguir resultados increíbles. Además, es muy fácil de entender y está preparado para optimizar tu portafolio en relación al marketing y a tu posicionamiento en google.

 

13.Un nombre de dominio profesional.

Los nombre de dominio gratuitos restan profesionalidad y confianza a lo que haces, por ello debes descartarlos. Si no puedes permitirte un dominio propio y un hosting de pago, usa las redes sociales gratuitas que comentamos en el punto anterior hasta que puedas pagarte un dominio propio.

 

Respecto a qué nombre elegir para tu marca personal, lo recomendable es utilizar tu nombre propio o en el caso de que sea demasiado común o no te guste, usar alguna variación del mismo. Piensa que es muy posible que tu especialidad vaya cambiando a lo largo de los años pero no es muy inteligente que también cambie tu nombre.

 

Recomendación: Antes de encariñarte mucho con un nombre y empezar a desarrollar tu logo, comprueba antes que el dominio no esté ocupado.

 

14.Opiniones ajenas.

Una vez que tengas tu portafolio más o menos en marcha, es hora de validarlo, de comprobar que todo funcione correctamente. Para ello, muéstraselo a tus amigos y familiares. Escucha sus comentarios y críticas con atención, analiza lo que dicen y trata de mejorar y optimizar tu sitio web.

 

No sólo me refiero a corregir los errores ortográficos, me refiero a mejorar la navegación, a optimizar las imágenes de tus proyectos, a corregir tu forma de escribir, a los pequeños detalles, y en definitiva, a todo lo que forma parte de tu portafolio.

 

Aunque a veces nos cueste aceptar las críticas, es importante tener un punto de vista ajeno y más si es alguien que no conoce sobre diseño o ilustración, ya que cuanto más sincera sea la opinión ajena, más podremos mejorar nuestro portafolio.

 

15.No abandones tu portafolio.

Como ya te habrás dado cuenta, tu trabajo evoluciona constantemente y por ello, tu portafolio no debería ser algo permanente. Tu portafolio debe estar vivo y actualizado. Si después de construir tu sitio web lo abandonas, eso va a enviar el mensaje a los visitantes de que has perdido el interés o que ya no estás trabajando en ese proyecto.

 

Cada cierto tiempo publica nuevos trabajos, cambia las imágenes, elimina viejos proyectos, revisa los textos, varía los colores o haz lo que quieras, pero mantén vivo y actualizado tu portafolio.

 

Como conclusión, si de verdad quieres crecer como profesional del diseño o de la ilustración, uno de los pasos más importantes es invertir el tiempo y el dinero necesario para construir un portafolio que funcione y con el que de verdad consigas nuevos clientes.

 

Y llegamos al final de este artículo basado en el episodio 3 del podcast (pincha aquí para escucharlo). Aquí tienes una buena guía para empezar a trabajar en tu portafolio, así que no hay excusas que valgan, no lo dejes para mañana, pasa a la acción y empieza a hacer crecer tu negocio hoy.

 

Happy day!!

Samuel Cairós
samuel@emprendedoresgraficos.com

Creador de Emprendedores Gráficos, diseñador, autor y formador. Amante de la creatividad, las nuevas ideas, el emprendimiento, la innovación y los proyectos hechos desde la pasión y el corazón.

  • Stephanie

    Muy chévere el blog y este artículo en particular. Les comparto este https://www.printu.co/blog/ en el que he encontrado información interesante.

    • Samuel Cairós

      Muchas gracias por tu comentario y por el aporte Stephanie, le echaremos un vistazo. Good Day!!!