Emprendedores Gráficos | Donaciones gráficas para creativos solidarios
En este post se anima a diseñadores, ilustradores y creativos a dar para poder recibir. Hablamos de donaciones gráficas y creativos solidarios.
donaciones, graficas, creativos, solidarios, freemium, dar y recibir, diseño gratis
16237
post-template-default,single,single-post,postid-16237,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,qode-title-hidden,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Ideas revolucionarias para creativos solidarios

Donaciones graficas para creativos solidarios
¿Alguna vez has hecho un proyecto gratis en contra de tu voluntad?, ¿te has visto comprometido a aceptar un trabajo gratis a regañadientes?, ¿sabes lo que es un creativo solidario por accidente? Dejar de serlo y cambiar esa situación depende únicamente de ti.

 

Seguro que ha habido momentos en tu carrera en los que has terminado trabajando gratis o por muy poco dinero (tranquilo, nos ha pasado a todos). A veces pasa porque el cliente “no puede pagarnos”, otras veces porque aunque puede… no lo hace, y otras veces porque alguien cercano necesita un favor pero… ¿alguna vez has trabajado gratis por decisión propia?

 

No vale que respondas cosas como “pues claro, un amigo montó su propio negocio, habló conmigo y le ayudé”. Eso está muy bien pero no es a eso a lo que me refiero. Yo hablo de dar sin esperar nada a cambio, hablo de hacer algo para alguien aunque esa persona no te lo haya pedido. Hablo de donar tu trabajo y tu talento.

 

Para que lo entiendas mejor, te voy a contar una historia:

 

Nos vamos a Nueva York, donde se encuentra el hospital privado en el que trabaja el protagonista de la historia. Este médico es una auténtica eminencia en operaciones de corazón y por ello, si alguien quiere operarse con este señor, tiene que apuntarse a una larga lista de espera y pagar un alto precio. Hasta aquí todo normal, pero un viernes al mes, la cosa cambia.

 

¿Sabes lo que hace este médico un viernes al mes? Abre las puertas de su quirófano y opera gratuitamente a personas que no pueden pagar sus servicios. Muchos viernes termina su jornada laboral a altas horas de la madrugada y lo hace TOTALMENTE GRATIS.

 

Al día siguiente, aunque no ha ganado más dinero y se encuentra terriblemente cansado, este médico es profundamente feliz.

 

A esto es a lo que me refiero cuando hablo de trabajar gratis por voluntad propia. Hablo de sentarte en tu estudio y preguntarte ¿cómo puedo ayudar a más gente de la que estoy ayudando en este momento? y ¿cómo puedo hacerlo sin pedir nada a cambio?

 

Puede parecerte una locura pero está más que comprobado que si quieres recibir más de lo que actualmente estás recibiendo, debes dar más de lo que estás dando.

 

En palabras de Jorge Drexler:
“Cada uno da lo que recibe y luego recibe lo que da…”- Canción: Todo se transforma.

 

No sé sabe qué es lo que vas a recibir, en algunos casos serán palabras de agradecimiento, en otros casos serán recomendaciones a terceros, nuevos seguidores, nuevos proyectos, clientes, contactos, un aprendizaje, oportunidades y una larga lista de posibilidades, pero lo que está claro es que algo vas a recibir.

agradecimientos

Desde el momento en el que empiezas a donar de corazón, a causas que de verdad te importan, proyectos en los que crees y personas con las que quieres ser solidario, empiezan a pasar cosas increíbles en tu vida, desde que he decidido ayudar a diseñadores, ilustradores y creativos, no paro de recibir cosas y hasta el más pequeño de los comentarios que recibo, me hace profundamente feliz.

 

Llegados a este punto, es hora de contarte mi idea revolucionaria para creativos solidarios: DONACIONES GRÁFICAS.

 

La idea es simple, en lugar de trabajar gratis o por muy poco dinero en proyectos que no te apasionan, por falsas promesas o por compromiso, dona tu trabajo a personas, empresas u organizaciones, a las que de verdad te gustaría ayudar.

 

Por darte unas primeras ideas, podrías diseñar o rediseñar el logo de una pequeña empresa o de algún freelance que esté empezando, hacer una portada para facebook, un banner para una web, una imagen para compartir en redes, o cualquier cosa que se te ocurra, está claro que hay muchísimas posibilidades. Tu imaginación es el límite.

 

Piensa que ahí fuera hay mucha gente que está creando proyectos apasionantes, emprendedores con ideas increíbles, empresas y organizaciones con causas nobles y que por los motivos que sean, su imagen no les acompaña. Cuantas veces has estado navegando por la red o paseando por tu ciudad y has dicho “¡PERO QUE LOGO MÁS FEO!”, bueno pues esto es la piedra angular de este post, infórmate sobre esa empresa o esa persona y si hay algo en ti que te dice que de no ser por el dinero, lo ayudarías, olvida el dinero y hazlo.

 

Donar tu trabajo de corazón te aportará muchísimos beneficios:

  • Te sentirás libre de trabajar tal y cómo quieras.
  • Dirás adiós a las cansinas modificaciones de los clientes.
  • Llenarás tu porfolio de proyectos reales hechos desde el corazón.
  • Al ser proyectos reales, te implicarás en el proceso y ganarás mucha experiencia.
  • Ayudarás a alguien desinteresadamente.
  • Descubrirás lo bien que sienta ayudar a alguien de verdad.
  • Recibirás más de lo que crees.
  • Y muchas más cosas impredecibles.

 

Si aún sigues por aquí, imagino que  esto de las DONACIONES GRÁFICAS te ha gustado, así que si  he logrado despertar tu lado solidario y quieres preparar tu primera donación gráfica, aquí te detallo el camino que puedes seguir para ello:

 

Paso 1: Busca a quién ayudar.

El requisito es que el profesional, la organización o el negocio al que quieras ayudar te guste, compartas su causa, su filosofía, sus valores y su misión. No importa el tamaño o el nivel que tenga  la empresa o el profesional al que decidas ayudar, pero te tiene que motivar.

 

Paso 2: ¿Cómo puedo ayudarlo?

Es hora de poner a prueba tu creatividad para resolver problemas así que piensa en cómo podrías ayudar o contribuir con esa persona o institución a la que has decidido ayudar. Las posibilidades son infinitas. En este punto es recomendable que pienses en qué tipo de trabajos te gusta realizar a ti y enfoques tu donación a eso. Si no te gusta diseñar carteles, no dones carteles.

 

Paso 3: Explora su mundo.

Si realmente quieres ayudar de corazón, es importante que te sumerjas en su mundo e investigues acerca de lo que hace. Este paso es imprescindible por varios motivos, por un lado vas a aprender muchas cosas nuevas y por otro, mientras investigas tu inspiración y tu creatividad van a dispararse por lo que si en el paso anterior sufriste de bloqueo creativo, te aseguro que en este paso te van a llover las ideas.

 

Paso 4: ¡A trabajar!

Este tipo de trabajos son idóneos para probar cosas nuevas, así que da rienda suelta a tu imaginación, trabaja como un auténtico creativo, sé original, sé arriesgado y sobre todo, disfruta del proceso de creación.

 

Paso 5: Entrega tu donación gráfica.

Aunque lo más fácil es hacerlo vía Online, te recomiendo profundamente que aunque sea una vez, experimentes la increíble sensación de sorprender a alguien cara a cara ( confieso ser un auténtico adicto a hacer esto).
En este apartado es imprescindible que expliques claramente tus motivos para hacer tu donación (háblale de lo que opinas de su empresa o proyecto y lo que te llevo a querer contribuir con su causa). Deja muy claro que no quieres nada a cambio. Ni siquiera digas que te recomiende o te mencione. Date cuenta que para esa persona estás haciendo algo totalmente extraordinario y como las cosas extraordinarias gustan a la gente, no te preocupes que hablarán de ti y de lo que has hecho.

 

Paso 6: Sé feliz, haciendo feliz a otros.

Aunque durante todo este artículo te haya dicho que la donación es totalmente gratuita, cuando ayudas a alguien de corazón y sin pedir nada a cambio, ganarás algo mucho más valioso que el dinero, experimentarás algo que si no es felicidad, te aseguro que se le parecerá mucho.

dar-y-recibir

Bonus Track: Aspectos a tener en cuenta.

  • Tómatelo como un juego, disfruta, investiga nuevos caminos, innova.
  • Nunca esperes recibir algo de la persona a la que has entregado tu donación. La idea es dar sin esperar nada a cambio.
  • Microdonaciones gráficas. Si te ha parecido un proceso costoso, no hay ningún problema. Siempre puedes donar cosas que no te lleven mucho trabajo, como por ejemplo una firma digital.
  • Añade esta filosofía a tus proyectos personales. Si tienes en mente desarrollar un proyecto personal para diseñar la identidad corporativa de una peluquería imaginaria, busca una peluquería real y regálaselo como donación gráfica.
  • No te limites sólo a hacer donaciones gráficas. Hay infinidad de formas de donar, puedes regalar una idea, una valoración positiva, unas palabras de ánimo, un agradecimiento y  ¿por qué no? puedes regalar dinero.
  •  Es posible que tu donación no se utilice, en estos casos aprovecha la oportunidad para pedir opinión sobre tu trabajo. Utiliza las críticas para crecer y mejorar continuamente. Se use o no se use, siempre se aprende algo nuevo en cada proyecto. 
“Siempre se aprende algo nuevo en cada proyecto” - Click Para Twittear

 

Actualmente, EMPRENDEDORES GRÁFICOS es mi mayor donación al mundo del diseño, la creatividad y el emprendimiento. Gracias a este espacio, cada vez ayudo a más diseñadores, ilustradores y creativos a mejorar como profesionales.  Si quieres conocer la historia de este proyecto  puedes hacerlo aquí.

 

“Todos aquellos que son felices lo son porque buscan la felicidad de los demás”. Shantideva. Erudito budista indio

 

See you soon! Comparte si te ha gustado. Seguro que hay muchos creativos solidarios por el mundo 😛
Samuel Cairós
samuel@emprendedoresgraficos.com

Creador de Emprendedores Gráficos, diseñador, autor y formador. Amante de la creatividad, las nuevas ideas, el emprendimiento, la innovación y los proyectos hechos desde la pasión y el corazón.