Emprendedores Gráficos | Técnicas de negociación para un diseñador gráfico
Si eres diseñador o ilustrador, en este artículo aprenderás 5 claves para tener éxito al negociar tus precios con tus clientes
como negociar con un cliente, negociación en el diseño, tecnicas de negociacion para diseñadores, tecnicas de negociacion para ilustradores, negociar en el diseño grafico, negociar en la ilustracion
17117
post-template-default,single,single-post,postid-17117,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,qode-title-hidden,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Técnicas de negociación para diseñadores e ilustradores


Hace unas semanas un artista se puso en contacto conmigo para pedirme consejo sobre cómo negociar y cerrar un buen precio con una gran compañía.

Durante esta conversación me di cuenta de las grandes similitudes que existen entre artistas y diseñadores en lo que se refiere a los negocios. Por ello, quiero compartir contigo algunos de los temas que tratamos en esa conversación para que tú también puedas sacar provecho de ellos:

1. Si no quieres que un cliente se aproveche de ti y de tu trabajo, aprende a negociar (Consejo: presta mucha atención a las películas de mafiosos, hay negociaciones a cada minuto. El juego de mesa Mafia Cosa di Capo es buenísimo para mejorar tus habilidades de negociación).

2. Siempre que sea necesario haz contratos y presupuestos que tu cliente firme antes de empezar el trabajo. Las palabras se las lleva el viento, los papeles escaneados no.

3. En estos contratos redacta todo lo que incluye tu servicio, todo lo que no incluye y algunos puntos para cubrirte las espaldas y asegurarte que tu trabajo no sea utilizado para otros fines sin tu consentimiento (Mi ejemplo: hace unos años hice unos carteles y no redacté un contrato que limitara el uso y la modificación del contenido en años posteriores. ERROR).

4. No des tus precios demasiado rápido. La mayoría de empresas estudian el trabajo y envían un presupuesto, haz tú lo mismo.

5. Al negociar precios, plantéate una cifra inicial alta y una cifra final (esta cifra final es tu límite, si el cliente quiere pagarte menos, comprométete a rechazar el trabajo).   

OJO: Aunque todo esto pueda parecer la solución perfecta a tus problemas, también puede ser la forma más rápida y efectiva de “espantar” a un cliente. Antes de poner en práctica los puntos anteriores y ponerte tu traje de súper hombre o súper mujer de negocios, estudia antes el tamaño de tus clientes y adapta tu negociación a dicho tamaño. Recuerda que el mejor camino suele ser el camino del medio.

 

Samuel Cairós
samuel@emprendedoresgraficos.com

Creador de Emprendedores Gráficos, diseñador, autor y formador. Amante de la creatividad, las nuevas ideas, el emprendimiento, la innovación y los proyectos hechos desde la pasión y el corazón.